Kadaga: el gobierno debe rendir cuentas de sus compromisos en materia de salud reproductiva

La Presidenta del Parlamento, Rebecca Kagada, ha implorado a los legisladores africanos que exijan a sus gobiernos que rindan cuentas de los compromisos que asumen en materia de salud reproductiva.

Kadaga observ√≥ que, a lo largo del a√Īo, los pa√≠ses africanos se hab√≠an comprometido a cumplir una serie de compromisos.

Entre ellos figuran el Plan de Acción de Maputo, cuyo principal objetivo es el acceso universal a los servicios de salud reproductiva; y la Declaración de Abuja, que reclama que se destine al menos el 15% de los presupuestos nacionales a la sanidad.

“Tenemos muchas declaraciones de Addis Abeba adoptadas en la Uni√≥n Africana como modelos para orientar la pol√≠tica y su aplicaci√≥n. Tambi√©n tenemos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que fueron adoptados por los pa√≠ses en la ONU en septiembre de 2015. Nuestra labor como parlamentarios deber√≠a consistir en desempe√Īar nuestras funciones de control y garantizar que nuestros gobiernos cumplen los compromisos que contraen. Todos los compromisos en los que participamos tienen por objeto mejorar √Āfrica y el mundo en beneficio de las personas a las que servimos”, declar√≥ Kadaga.

Hizo estas declaraciones en un discurso que leyó en su nombre el Presidente de la Comisión Parlamentaria de Sanidad, el Dr. Michael Bukenya, durante la reunión de la Red de Comisiones Parlamentarias Africanas de Sanidad celebrada en Kampala.

Kadaga observ√≥ que los pa√≠ses africanos se averg√ľenzan de problemas de salud reproductiva similares.

“Los problemas van desde la elevada incidencia de las infecciones de transmisi√≥n sexual, incluido el VIH/SIDA, hasta las altas tasas de mortalidad materna e infantil, el escaso uso de anticonceptivos y las necesidades de salud reproductiva insatisfechas, entre muchos otros”, escribi√≥ Kadaga.

Instó a los parlamentarios a ayudar a eliminar las barreras legales y administrativas para acceder a servicios sanitarios de calidad.

“Puede influir en la asignaci√≥n de recursos y garantizar unas partidas presupuestarias y unos gastos claros en sanidad; y puede asegurarse de que los fondos procedentes tanto de los presupuestos nacionales como de los donantes se gastan de forma eficiente. Por tanto, las respuestas a los problemas de salud, incluida la salud sexual y reproductiva, a los que nos enfrentamos no son descabelladas. Las respuestas est√°n a nuestro alcance”, declar√≥ Kadaga.

En relaci√≥n con la pr√≥xima Conferencia Internacional sobre Poblaci√≥n y Desarrollo (CIPD), que se celebrar√° en Nairobi para revisar los compromisos adquiridos hace 25 a√Īos, Kadaga a√Īadi√≥: “Tenemos que hacer balance de nuestros logros, las lecciones aprendidas y los retos pendientes, as√≠ como desarrollar acciones concretas para acelerar la aplicaci√≥n del programa restante de la CIPD”.

El representante del UNFPA en el pa√≠s, Alain Sibenaler, tambi√©n se mostr√≥ de acuerdo: “Esperamos compromisos para acabar con las muertes maternas evitables, eliminar la necesidad insatisfecha de anticonceptivos modernos y acabar con la violencia de g√©nero, el matrimonio infantil y la mutilaci√≥n genital femenina, entre otros”.

Las estad√≠sticas de Uganda dan que pensar. Con una elevada necesidad insatisfecha de planificaci√≥n familiar, los embarazos de adolescentes se han estancado en la √ļltima d√©cada en el 25%, mientras que la tasa de mortalidad materna se sit√ļa en 336 por cada 100.000 nacidos vivos.

Sibenaler explic√≥ que la mayor√≠a de las complicaciones a las que se enfrentan las mujeres durante el parto reflejan desigualdades sanitarias m√°s amplias y limitaciones y retos en la atenci√≥n sanitaria. Entre ellos se encuentran la pobreza, la desigualdad de g√©nero, el matrimonio infantil y los embarazos de adolescentes, todos los cuales impiden el bienestar de mujeres y ni√Īas.

El Director Ejecutivo de Partners in Population and Development, Adnene Ben Haj Aissa, declar√≥: “Existe un desequilibrio estructural entre los que tienen y los que no tienen que debe corregirse urgentemente y la soluci√≥n pasa por capacitar a los pa√≠ses. Estos desequilibrios existen por nuestro propio fracaso a la hora de abordar las variables b√°sicas e intr√≠nsecas responsables de mejorar las condiciones de vida en casa.”

Durante el acto, los panelistas lamentaron la falta de coordinación presupuestaria y de planificación entre sectores.

“En la mayor√≠a de nuestros pa√≠ses, los sectores siguen presupuestando en silos. Hay mucha duplicaci√≥n. Sin embargo, algunas cuestiones se descuidan por completo”, afirma el Dr. David Okello, director de enfermedades no transmisibles y envejecimiento saludable del Centro Africano para la Salud Mundial y la Transformaci√≥n Social.

“La mano izquierda debe saber lo que hace la derecha. Hay 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero todos est√°n interrelacionados. No se puede hablar de uno sin hablar de otros”, a√Īadi√≥.

Organizada por la Oficina Regional para √Āfrica de Partners in Population and Development, la reuni√≥n, de tres d√≠as de duraci√≥n, pretend√≠a ofrecer un espacio para el debate con los responsables pol√≠ticos y proporcionar una v√≠a para avanzar en la mejora de la salud reproductiva y la planificaci√≥n familiar.